Reconocimiento de la Incapacidad Permanente

Se puede solicitar de oficio o a instancia de parte.

Cuando se solicite a instancia de parte es necesario presentar:

  • Solicitud, que se puede obtener en cualquier delegación del Instituto Nacional de la Seguridad Social.
  • Aportar los informes médicos que acrediten las lesiones o patologías que limitan la capacidad laboral del interesado
  • Certificado de las 24 últimas mensualidades, cumplimentando por la empresa en que haya desarrollado su actividad profesional o por el INEM si se ha estado en situación de desempleo.
  • Documento Nacional de Identidad del solicitante, del cónyuge o de aquellas personas que conviven con él y a su cargo.
  • Libro de familia, si se está casado.
  • Si se trata de un trabajador por cuenta propia, deberá aportar los justificantes de pago de los últimos 24 meses.

En cuanto a aquellos trabajadores que no reúnan los requisitos necesarios para tener derecho a las prestaciones de la Seguridad Social, pueden acceder a estas PRESTACIONES NO CONTRIBUTIVAS, siempre que reúnan los requisitos necesarios:

  • Ser mayor de 18 años y menor de 65 años.
  • Residir legalmente en territorio eSpañol y haberlo hecho durante cinco años de los cuales, 2 deben ser inmediatamente anteriores a la fecha de la Solicitud.
  • Estar afectado por una minusvalía o por una enfermedad crónica en grado igual o superior a 65 grados.
  • Carecer de ingresos o rentas suficientes que superen el límite establecido.

La solicitud se presentará ante la Consellería de Bienestar Social de la Generalitat Valenciana, y para ello será necesario aportar los siguientes documentos:

  • Documento Nacional de Identidad de todas las personas que convivan con el solicitante.

DATOS DE RESIDENCIA:

  • Certificado de convivencia expedido por el Ayuntamiento donde se tiene la residencia habitual.
  • Certificado de empadronamiento, expedido por el Ayuntamiento Correspondiente.

DATOS DE RENTAS DE LA UNIDAD ECONÓMICA DE CONVIVENCIA:

  • Certificado del catastro.
  • Acreditar los ingresos económicos, bien mediante la aportación de la última declaración de la renta de las personas físicas, o en caso de no haberla presentado, certificado negativo librado por la Agencia Tributaria.
  • Para el caso de encontrarse trabajando, aportar las últimas nóminas.
  • Certificado del Instituto Nacional de la Seguridad Social que acredite que no se está percibiendo ninguna prestación.

Y cualquier otro documento que acredite tener derecho a las prestaciones no contributivas.