Incapacidad Permanente Parcial

Es aquella en la que, el trabajador tiene disminuida su capacidad laboral, pero esto no le impide realizar las tareas propias de su actividad habitual, con un rendimiento normal.

Los trabajadores a los que se les reconozca la incapacidad permanente parcial, percibirán una cantidad a tanto alzado equivalente a 24 mensualidades de la base reguladora, por la que venía cotizando.

Tiene derecho a la prestación económica antes descrita los que reúnan los siguientes requisitos:

  • Haberle reconocido el Instituto Nacional de la Seguridad Social afecto de una incapacidad permanente parcial.
  • Estar afiliado o en situación asimilada al alta en la Seguridad Social.
  • Tener cotizados al menos 1800 días/5 años en los últimos 10 años inmediatamente anteriores a la fecha del hecho causante.

Cuando la incapacidad permanente parcial derive de accidente laboral o no, o de enfermedad profesional, no necesita periodo mínimo cotizado, este supuesto no se da en los afectados por retinosis pigmentaria, ya que es considerada como una enfermedad común.

Este grado no se reconoce nunca cuando el trabajador cotiza a la Seguridad Social en el régimen especial de autónomos.