image

10 consejos para proteger los ojos en la verbena de San Juan

Evita lesiones graves adoptando medidas preventivas básicas y reaccionando con rapidez.

Con motivo de la verbena de San Juan, la Fundación IMO impulsa, por quinto año consecutivo, la campaña divulgativa “¡En la verbena, hay que andar con ojo!”, que, mediante la distribución de 12.000 dípticos informativos en diferentes puntos de venta de petardos, en ópticas y farmacias de Cataluña, pretende concienciar de la necesidad de proteger los ojos y extremar la precaución de cara a la verbena.

Los petardos, especialmente peligrosos para la zona ocular.

La campaña, que cuenta con el apoyo del Área de Protección Civil de la Generalitat, recuerda que, si no se utilizan correctamente y con prudencia, los petardos y los juegos con fuego son especialmente peligrosos dada la fragilidad de la zona ocular y su exposición al material pirotécnico, a menudo sin protección. Como consecuencia, pueden producirse lesiones que van desde pequeñas quemaduras en los párpados y erosiones en la superficie de los ojos hasta traumatismos más severos. Sin embargo, como explica el Dr. Daniel Elies, del Departamento de Córnea, Catarata y Cirugía Refractiva de IMO, “es muy difícil valorar a simple vista el alcance de la lesión, ya que el dolor no siempre está relacionado con la gravedad del proceso y, por ejemplo, pueden producirse hemorragias internas que no se aprecian externamente”. Ante un accidente, reaccionar con rapidez es vital Por ello, es importante acudir de inmediato al servicio hospitalario de urgencias, donde un oftalmólogo podrá realizar un examen exhaustivo de las estructuras oculares para determinar el alcance de la lesión e indicar el tratamiento más adecuado. Según añade el especialista de IMO, “las heridas oculares por explosivo se tratan actualmente con gran éxito, aunque pueden quedar secuelas graves en algunos casos”. Para reducir al máximo el riesgo, es importante saber cómo actuar cuando ocurre un accidente con el fin de reaccionar con acierto y rapidez. ¿Cómo actuar cuando hay daño en los ojos? En caso de daño en la cara que afecte a los ojos, lo primero que hay que hacer es presionar la zona impactada para cortar la hemorragia, aunque “debemos evitar comprimir el globo ocular, una precaución que también debemos tener en cuenta cuando la lesión se produce directamente en los ojos”, puntualiza el Dr. Elies. En este caso, la recomendación es hacer un lavado suave con agua que provoque un arrastre de los restos de pólvora, de metralla o de partículas incandescentes. “Si no son eliminadas y se quedan en la herida, pueden provocar que esta deje cicatriz, que se haga más profunda o se infecte”, alerta el oftalmólogo, quien también aconseja “intentar cerrar el ojo y taparlo sin presionar con una gasa o un tejido limpio para evitar infecciones”.

El mejor remedio, la prevención.

En cualquier caso, los especialistas tienen claro que, para evitar riesgos o complicaciones, el mejor remedio es la prevención. Por ello, no debemos olvidar ciertas precauciones básicas, como adquirir el material pirotécnico en lugares autorizados, no fabricar artefactos explosivos caseros o supervisar el uso que hacen los niños. En cuanto a la correcta manipulación, el oftalmólogo de IMO recuerda que hay que vigilar especialmente con los explosivos volátiles como los cohetes, ya que pueden estallar a la altura de la cara y, por tanto, el riesgo es más elevado.

Petardos dentro de botellas: una idea peligrosa.

Por este mismo motivo hay que evitar tirar los petardos en alto, así como colocarlos dentro de ladrillos, botellas o cualquier otro tipo de contenedores, pues la metralla desprendida puede provocar graves lesiones incluso a varios metros de distancia. En este sentido, utilizar gafas especiales e irrompibles es de gran utilidad para proteger los ojos de accidentes. Finalmente y aunque parezca una medida obvia, es imprescindible mantener un perímetro prudente de seguridad (más distancia a más potencia del explosivo), que también deben respetar las personas que no manipulan directamente el material pirotécnico.

10 consejos prácticos para proteger los ojos durante la verbena de San Juan

1. Adquirir el material pirotécnico en lugares autorizados que ofrezcan garantías de fabricación y puedan aconsejarnos en la selección de los productos.

2. Sobre todo en el caso de los niños, vigilar que los productos que adquirimos sean adecuados a cada edad.

3. Una vez comprado el material pirotécnico, cuidar de su uso correcto.

4. Evitar fabricar petardos caseros.

5. No tirar el material pirotécnico en alto, ni colocarlo dentro de botellas u otros productos contenedores.

6. No acercarse a mirar la mecha en caso de que el petardo no explote y mantener siempre una distancia prudente de seguridad.

7. Utilizar gafas protectoras.

8. En caso de herida en la cara que afecte a los ojos, presionar la zona impactada sin comprimir el globo ocular.

9. En caso de herida ocular, limpiar suavemente con agua y tapar el ojo con una gasa.

10. Ir al servicio de urgencias para que el especialista pueda examinar las estructuras oculares y, así, determinar la gravedad de la lesión y proporcionar el tratamiento adecuado.